El Plan Dinamiza permitirá el arreglo de los colectores de la calles Pozos y San Isidro

Punto de confluencia entre ambas calles donde se concentra la mayor cantidad de agua en épocas de intensas lluvias /Isabel Ambrona
Punto de confluencia entre ambas calles donde se concentra la mayor cantidad de agua en épocas de intensas lluvias / Isabel Ambrona

Esta actuación trata de poner fin a la problemática de inundaciones que estas vías sufren en épocas de intensas lluvias

Isabel Ambrona
ISABEL AMBRONA

La mayor parte de la subvención recibida por el ayuntamiento de Monesterio, al amparo del Plan Dinamiza 4 de la Diputación de Badajoz, permitirá, en gran medida, el arreglo de los colectores de la calles Pozos y San Isidro, poniendo fin a la problemática de inundaciones que estas vías sufren en épocas de intensas lluvias.

El Boletín Oficial de la Provincia de Badajoz (BOP), ya publicó el pasado viernes, 8 de marzo, la Resolución, en virtud de la cual se resuelve la convocatoria de concesión de las subvenciones presentadas al amparo del Plan Dinamiza 4. Ésta recoge para Monesterio una cifra que asciende a los 127.830 euros, en su capítulo de obras. Según especifica, de este dinero 100.000 euros serán destinados para la ejecución de los colectores de la calle Pozos y los 27.830 euros restantes para gastos generales de funcionamiento.

La ejecución de esta obra, que aún está pendiente de licitación por parte del ayuntamiento, supondrá la inversión de una cuantía que asciende a los 400.000 euros, según explicó el alcalde, Antonio Garrote. Será financiada por la Diputación de Badajoz y el consistorio local. La administración provincial ya resolvió el pasado 26 de febrero una resolución a través de la cual destinaba 200.000 euros a este propósito. Esto, sumado a los 100.000 euros que ahora llegan del Plan Dinamiza y 100.000 euros que aportará el ayuntamiento, procedentes de los más de 611.000 euros de superávit que arrojaron la liquidación del presupuesto de 2017, completan la financiación total.

Según detalló el primer edil, durante una reunión mantenida con la ciudadanía a finales del mes de febrero, las actuaciones se centrarán en «añadir nuevos colectores a los ya existentes, para duplicar o triplicar la capacidad de absorción de agua que llega desde el Chorrito, ya que las ya existentes no tienen la anchura suficiente». Para ello, se instalarán 980 metros de nuevas tuberías para solventar este problema, que tanto tiempo llevan poniendo de relieve los vecinos y que es preciso resolver, antes de que lleguen las lluvias. El último episodio de inundaciones en estas vías se produjo a principios del mes de mayo del pasado año.