Imágenes del Cautivo y el Amarado a la Columna de Monesterio durante su Estación de Penitencia, años anteriores / Isabel Ambrona

Las mujeres de Monesterio protagonizan el Miércoles Santo

Lo hacen por ser los pies y los ojos del Señor Cautivo y del Amarrado a la Columna en la Estación de Penitencia de esta noche

Isabel Ambrona
ISABEL AMBRONA

Hoy, Miércoles Santo, y tras tres años de espera, las mujeres de Monesterio volverán a ser las protagonistas. Serán ellas las que, una vez más, se conviertan en los pies y en los ojos de las imágenes del Señor Cautivo y la del Amarrado a la Columna. Estos pasos pertenecen a la Archicofradía Sacramental y Virgen de los Dolores, cuya Junta Directiva está disuelta, por lo que la Estación de Penitencia ha salido adelante gracias a la organización y buena voluntad de las hermanas de esta Archicofradía.

Está previsto que la procesión parta del templo parroquial a partir de las 21:00 horas de la noche para recorrer las calles Barrio de la Cruz, Santa Ana, Colón, Sevilla, Zurbarán, Templarios, Doctor Alarcón y Virgen de Gracia para, finalmente, volver a la Parroquia.

En esta ocasión, los pasos procesionales no estarán acompañados por marchas procesionales, dada la premura con la que se ha organizado su salida. Será la bailaora local de flamenco, Salva Calderón, la que interpretará una saeta ante el Señor Cautivo y el Amarrado a la Columna La hermana y vecina, Julia Barragán, se estrenará esta noche como capataz de uno de los pasos. El otro será dirigido por el también monesteriense, Francisco Pallero.

Llamamiento a la participación

Tal y como ya informó HOY Monesterio, las personas responsables de que este año la Semana Santa monesteriense sea una realidad animan a todos los vecinos a sumarse a todas las actividades y salidas procesionales previstas. También agradecen la colaboración de todo el pueblo, que, en palabras de una de las impulsoras, «se ha volcado». «Gracias a sus donativos se han conseguido sufragar todos los gastos que conlleva la salida de los pasos», comenta. «Hemos puesto el corazón en que esto salga adelante, hemos creído y hemos trabajado muchísimo», asegura. Ahora solo queda que el pueblo de Monesterio responda, porque «no habría mejor premio que ese».