La lluvia no impidió a Nuestro Padre Jesús Nazareno procesionar por las calles de Monesterio

​Tuvo que improvisar un cambio de recorrido, sobre la marcha, a causa de un chubasco

ELENA AMBRONA