Ana y Francis, más que nunca sienten la Romería

Ana y Francis, nuestros romeros. Foto C.R.
GENTE CERCANA

Este año en la romería en honor a San Isidro, la hermandad decidió nombrar Romero y Romera Mayor a Ana Bautista y a Francis Mejías.

Desde Hoy Monesterio, queremos también sumarnos a este nombramiento y poder publicarlo en nuestro apartado de Gente Cercana de este mes de mayo.

La figura del Romero o de la Romera, la eligen, porque además de vivir estos días de fiestas como nadie son personas que se eligen en la mayoría de los casos por su cercanía a la gente del pueblo.

Ana, nuestra Romera Mayor de este año 2013, es una persona abierta, sencilla que disfruta año tras año de nuestra romería pero que lo ha hecho de manera especial este año. Ha estado radiante en cada momento, y se le ha visto cómo ha podido disfrutar de cada instante, acompañada de su familia y amigos, que en ningún momento la han dejado sola.

Francis, es otra de las personas a las que se les ha nombrado por tener algo especial cuando llega el mes de mayo, pero sobre todo cuando llega la romería.

Participa activamente, siempre que puede en todos los actos que programa la hermandad, desde las primeras asambleas, hasta el día en el que se desmontan las casetas. Según él, "esto es algo que hay que mamar desde pequeño y yo lo hice, ahora intento que mis hijos disfruten tanto como yo"

Esta es una fiesta en la que no importa la edad, todos disfrutamos de una manera o de otra, pero los romeros lo hacen especial, ya que lo están haciendo desde el día en el que se lo comunica los miembros de la hermandad hasta el último día de romería.

Ana, nunca pensó que "me pudieran elegir romera algún día, pero es un nombramiento tan especial que al día de hoy aun lo estoy saboreando, no se me quita de la cabeza el manojo de nervios que tuve durante la tarde en que me lo comunicaron".

"Es cierto que este año el tiempo no ha acompañado durante los días de romería, pero aún así todo el pueblo de Monesterio ha demostrado la importancia que tienen estas fiestas para su gente, que ya sea con lluvia, frío o calor, vamos a estar en el Culebrín intentando vivir el momento", nos contaba Ana.

Si para Francis, estos días sin ser romero son especiales, imagínense este año. Empezaba su nombramiento con unas emotivas palabras a la vez que graciosas, ya que no podemos olvidar que a nuestro romero le apasiona también el mundo del humor y los monólogos. No era noche de monólogos, pero sí era noche de cante, ya que le cantó a su familia y a la romera, acompañado del coro rociero al que pertenece, "A Punta Pala" unas canciones que animaron a toda la carpa.

Así era como tanto Francis como Ana, comenzaban su nombramiento de Romeros y sus vivencias de estos cuatro días de romería de los que han disfrutado en la pradera de El Culebrín.