Una familia inmortaliza su participación en la III The Color Run Monesterio, durante el recorrido / Isabel Ambrona

Fiesta a todo color en Monesterio para recaudar fondos contra el cáncer infantil

Se consiguieron alrededor de 3.000 euros a beneficio de la asociación 'Pequeños Guerreros con V de Valientes' y se dieron cita unas 600 personas

Isabel Ambrona
ISABEL AMBRONA

Monesterio fue este fin de semana una fiesta a todo color. Las ganas de pasarlo bien y el objetivo de recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil, fueron el combo perfecto en una mañana de domingo muy familiar y divertida. Y es que, la tercera edición de la carrera 'The Color Run Monesterio' tuvo una gran acogida en la zona. Fueron alrededor de 600 personas, tanto de Monesterio como de pueblos de alrededor, las que se dieron cita en esta actividad, que reunió deporte y solidaridad.

Aunque con un recorrido algo más corto del previsto inicialmente por las altas temperaturas, lo cierto es que la cita resultó ser todo un éxito gracias a la convivencia entre mayores y pequeños; la lluvia de polvos de colores en diferentes puntos, que colorearon las caras y las vestimentas de los asistentes; así como de la diversión asegurada gracias a la animación musical durante el paseo por las calles de Monesterio.

Organizada por el alumnado de dinamización deportiva y recreativa de la Escuela Profesional Aguablanca 111, parte de la recaudación de la carrera fue destinada a la investigación del cáncer infantil, a través de la asociación 'Pequeños Guerreros con V de Valientes'. Esta fue fundada por padres de niños que sufrieron la cara más cruel de la leucemia, entre los que se encuentran los de la pequeña Irene Villalba, vecina de Monesterio.

Agradecimiento

Precisamente, los padres de Irene tomaron la palabra a la llegada de la carrera al Pabellón Multiusos, desde donde también partió. Maria Ángeles y Juan Luis agradecieron públicamente la solidaridad de todo el pueblo, que continúa recordando a su hija, en cada acto solidario y en su día a día. También matizaron que lo recaudado - unos 2.400 euros, a falta de contabilizar lo embolsado en la barra- irá destinado a las diferentes áreas de investigación médica en las que colabora su asociación pero, específicamente, a la leucemia linfoblástica aguda, enfermedad que afectó a la pequeña Irene.

Por su parte, la organización también agradeció a todos los asistentes, así como para el propio alumnado que tanto esfuerzo y dedicación han puesto en la actividad y las instituciones, empresas y colectivos de Monesterio y de la Comarca que participaron en la cita, y que se saldó sin incidentes reseñables. A la Policía Local por abrir paso a la actividad y a una dotación de voluntarios de la Asamblea Comarcal Campiña Sur- Tentudía, que veló por los asistentes. También a las casas comerciales y colectivos que donaron un total de 165 regalos, que fueron repartidos en un sorteo en el que se participaba con el número del dorsal.

Tapones solidarios

Al dinero conseguido con la carrera, hay que añadir la aportación de la asociación local 'Buscando Sonrisas Monesterio', que también hizo entrega de un cheque por valor de 400 euros a la asociación 'Pequeños Guerreros con V de Valientes', durante el acto de clausura de la actividad. Este donativo «fue posible con la ayuda de cuatro pueblos: Pallares, Montemolin, Calera de León y Monesterio, gracias a su gesto solidario de guardar tapones de plástico y depositarlos en los puntos habilitados para ello», según ha explicado a HOY Monesterio la propia asociación.

A la llegada al pabellón continuó la fiesta con una ludoteca y actividades infantiles, así como photocall, animación con DJ y una barra con comida y bebida.