Durante la celebración, ayer en Zalamea de la Serena. / C.P. MONESTERIO.

El 'Mone' se queda en la Primera Extremeña

Un empate a dos ayer en Zalamea de la Serena concedió la permanencia a los amarillos

ELENA AMBRONA.

El 'Mone' se queda en la Primera División Extremeña un año más. Esa es la certeza con la que vive Monesterio desde ayer domingo, 8 de mayo, por la tarde. Un pueblo que ya respira tranquilo después de que los amarillos lograran en Zalamea de la Serena el ansiado objetivo de un curso deportivo que no ha sido fácil para nadie. Jugadores, cuerpo técnico, directiva y afición han sufrido hasta el último momento, amenazados por que la pesadilla del descenso de hace un par de campañas volviera a repetirse.

Solo se podía salvar uno. Y el fútbol escogió al C.P. Monesterio y desahució al C.D. Ilipense - Zalamea. El Eusebio Mata de Zalamea de la Serena fue testigo de las dos caras de una misma moneda de este partido de vuelta de la segunda ronda por la permanencia en la Primera Extremeña. Por una parte, de la de la victoria, la alegría y la satisfacción de los amarillos; y, por otra, de la desazón y la pesadumbre de quienes pierden una eliminatoria en casa y se ven abocados a una tercera y última oportunidad para continuar en la categoría.

Lo cierto es que el gol de ventaja -conseguido en el Municipal el pasado fin de semana- con el que los monesterienses pisaban el césped de Zalamea ayudaba a los ánimos del conjunto amarillo. Pero mucho mejor se puso el escenario para los de Bielsa con el tanto que su capitán Caliche hizo en el minuto 22. Aunque apenas pasaron tres minutos más cuando los locales conseguían recortar posiciones y empatar el partido. Pronto lograrían, transcurrida media hora del segundo tiempo, empatar también la eliminatoria. Ahora sí, ese último cuarto de hora de juego lo decidiría todo.

Fue entonces cuando Raúl dejó claro con su gol que el C.P. Monesterio seguiría siendo, al menos un año más, de Primera Extremeña.