El jugador Edu Moya crea en Monesterio una escuela de fútbol para niños de la zona

Moya durante el campus de la AFE, que dirigió hace unos días en Monesterio /Isabel Ambrona
Moya durante el campus de la AFE, que dirigió hace unos días en Monesterio / Isabel Ambrona

El exfutbolista de Primera afirma que en los pequeños del sur de la región «hay mucho talento futbolístico»

Isabel Ambrona
ISABEL AMBRONA

El futbolista Eduardo Moya, jugador que ha militado entre otros equipos en el Mallorca y Tenerife, de Primera División, ha creado recientemente en MOnesterio, su pueblo natal, la Escuela de Fútbol Internacional 'Edu Moya Tentu Sports'.

Moya dijo a HOY que lo que le ha movido a echar a andar este nuevo proyecto deportivo en el sur de Badajoz es que, tras veintitantos años de carrera, es consciente «del nivel y de la buena base que tienen los pequeños extremeños, pero que les falta la formación que, a lo mejor, requerirían para poder salir de Extremadura».

Y es que Moya cree que en la zona sur de Extremadura, «hay muchísimo talento», de ahí su apuesta a través de 'Tentu Sports', una escuela con la que pretende «ayudar a formar a los niños en valores, para el fútbol y para la vida, y a darles oportunidades deportivas en el mundo del fútbol», desde las categorías de zagalín hasta cadetes. Moya añade que quiere dar a su escuela un matíz más profesional y competitivo, frente a otras escuelas que ponen el acento en lo lúdico. «A los chicos hay que darles la oportunidad de jugar también torneos de convivencia, con equipos como el Recreativo del Huelva, el Badajoz o el Mérida, e incluso irnos a otras competiciones lejos de Extremadura, para que aprendan qué hay fuera de la región», señala el futbolista.

El futbolista, actualmente en las filas del Llerenense pero anteriormente en clubes de Primera como Mallorca o Tenerife y entrenándose con técnicos de la talla de Luis Aragonés, dijo que se siente «un afortunado del fútbol» y que ahora, con la escuela, «se ve reflejado en muchos de los pequeños que aman este deporte. Cuando era pequeño -recuerda- no había personas que tuviesen la experiencia ni los contactos que yo tengo a día de hoy, por eso quiero ayudar a los niños de mi zona en todo lo que pueda. Quiero enseñarles aquello que yo hubiera querido que me enseñaran cuando tenía su edad».

Además de enseñarles fútbol, el principal objetivo del jugador es que, una vez que los pequeños culminen su etapa como futbolistas en Monesterio «hayan adquirido unos valores que después podrán trasladar a cualquier disciplina».