El Cocedero de Altramuces ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El Cocedero de Altramuces ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
I.S.E.

Se trata de un conjunto arquitectónico, en plena dehesa, construido con el arte de la piedra seca

Isabel Ambrona
ISABEL AMBRONA

El Comité de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco decidía este miércoles, 28 de noviembre, inscribir en su lista el arte de hacer muros en piedra seca, muy tradicional en zonas rurales de países como Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia, Suiza y España. Además de Extremadura, en España la candidatura incluía a nueve comunidades autónomas en las que este arte está presente, como son Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cataluña, Galicia y Valencia.

Entre los cinco conjuntos arquitectónicos construidos de esta forma en la región, ya declarados Bienes de Interés Cultural, algunos de ellos, y otros con el expediente ya incoado y a la espera de su aprobación, se encuentra el 'Cocedero de Altramuces o Chochos' de Monesterio.

De principios del siglo XX

Esta longeva construcción se encuentra en la finca 'La Cabra', a unos tres kilómetros del casco urbano de Monesterio, antes de llegar a Calera de León, por la carretera local BA-V-1668.

La datación temporal del conjunto se centra en las primeras décadas del siglo XX, comenzando su abandono progresivo en los años sesenta de dicha centuria, momento en el que las actividades agroganaderas tradicionales sufren un serio revés a consecuencia de las reconversiones sufridas y la subsiguiente sangría migratorio de las comarcas extremeñas.

Según el consistorio, se trata de un conjunto de inmuebles e ingenios que ocupan un espacio alrededor de un manantial sito en un espacio de dehesa de encina. Consta de seis elementos: noria, huerta, albercas, cocedero, canal y casa del hortelano, que aún no formando parte de un mismo proceso de trabajo, han de entenderse como un todo, en el sentido que conforman una red de aprovechamientos, producciones y transformaciones de recursos que sólo fueron posibles merced a la presencia de un importante acuífero o manantial.

En dicho manantial, se sitúan los ingenios de la noria, que surtía de agua a la gran huerta delimitada por el peculiar muro que la separa del espacio exterior de la dehesa y la carretera que conduce hasta Calera de León. La presencia del manantial permitía el riego de numerosas especies hortícolas, que tenían un importante papel en el comercio local de las poblaciones cercanas. No es común hallar un agrosistema de estas características en medio de un espacio como la dehesa, de ahí que el emplazamiento albergara numerosos aprovechamientos de distinta índole.

Según explicó la Junta cuando informó de la presentación de la candidatura, la piedra seca o piedra en seco es una técnica utilizada para levantar inmuebles, o estructuras de inmuebles, utilizando materiales, generalmente la propia piedra local, sin aplicar ningún tipo de argamasa o aglomerante para proporcionar solidez al conjunto.

 

Fotos

Vídeos