Imagen de archivo de termómetros marcando 41 grados. / HOY

Tiempo en Extremadura El calor y la calima ponen en alerta a Extremadura a partir de este viernes

Una lengua de aire africano será la responsable del aumento de temperaturas este fin de semana y así como de la llegada de polvo en suspensión

Tania Agúndez
TANIA AGÚNDEZ Badajoz

El calor y la calima serán los protagonistas este fin de semana en Extremadura. La responsable de esta situación será una masa de origen africano con aire muy cálido y seco que ya ha comenzado a entrar en la Península Ibérica, provocando un aumento de las temperaturas. Pero este fenómeno arrastrará también hasta la península polvo en suspensión, provocando otro episodio de calima y reducción de la visibilidad principalmente durante este viernes y sábado, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Con las temperaturas extremas previstas para el verano adelantado que se espera los próximos días en Extremadura, llega también la primera alerta por calor del año. La región activará este viernes el aviso amarillo por altas temperaturas, que afectará a las Vegas del Guadiana, La Siberia y las zonas de Barro y Serena, todas en la provincia de Badajoz. Empezará a las 13 horas y acabará a las 20 horas de ese mismo día. El aviso se pone en marcha debido a que esa jornada se espera que los termómetros marquen los 38 grados en esos puntos de la región. La Aemet ya ha ampliado la alerta por temperaturas elevadas también al sábado, entre las 13 y las 20 horas, aunque de momento sólo para la zona de las Vegas del Guadiana. «La presencia de esta masa cálida, junto con las condiciones de estabilidad atmosférica y la fuerte insolación, provocarán un progresivo y marcado ascenso de las temperaturas, alcanzándose valores propios del verano y excepcionalmente altos para estas fechas. Un episodio que será bastante generalizado y afectará a toda la península, excepto Galicia y el cantábrico occidental», explican desde la Aemet.

Para este jueves se espera que el mercurio supere los 35 grados en la comunidad extremeña, pero será a partir del viernes cuando el aumento de los valores sea más destacado y generalizado. Para esa jornada y el sábado persistirá la escalada de las temperaturas. Aunque a principios de semana se esperaban valores máximos cercanos a los 45 grados en la provincia de Badajoz, en estos momentos la predicción se ha corregido y se prevén máximas que rondarán los 38-40 grados el viernes y que podrían superar ligeramente los 40 grados el sábado.

Las temperaturas mínimas también serán anormalmente altas, ya que los termómetros podría marcar entre los 20 y 24 grados en diversos puntos de Extremadura.

Se esperan episodios de calima en la Península Ibérica este viernes y sábado. / HOY

Calima

La masa de aire procedente del norte de África traerá también polvo en suspensión que se irá extendiendo progresivamente de sur a norte, afectando principalmente al oeste del país. Provocará calima en la mitad occidental, siendo la comunidad extremeña una de las zonas más afectadas, por lo que ya este viernes y sobre todo el sábado se registrarán cielos turbios y se reducirá la visibilidad. Este fenómeno también empeorará la calidad del aire.

El mismo sábado se espera la llegada de una baja altura atlántica con un núcleo frío que entrará en la península por el suroeste y se irá desplazando hacia el este, lo que hará que la masa de aire cálido africano empiece a retirarse hacia el Mediterráneo y comience a remitir el intenso calor por el oeste. Ese día la atmósfera empezará a inestabilizarse. Por esta razón, el domingo se espera en Extremadura un fuerte descenso térmico, pudiendo registrarse hasta 10 grados de diferencia, dejando los termómetros en los 28 grados de máxima en Badajoz y los 26 grados en Cáceres.

Consejos

Ante episodios de intenso calor, los servicios de emergencia aconsejan a la ciudadanía evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, beber abundante líquido sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta refrigerados; evitar comidas copiosas y no abusar de bebidas alcohólicas; reducir la actividad física y permanecer en lugares ventilados o acondicionados; usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.

Asimismo, se recomienda utilizar las habitaciones más frescas de la casa, bajar persianas y cerrar ventanas por el día y abrirlas por la noche para ventilar, mantener los alimentos en el frigorífico y vigilar siempre las medidas higiénicas de conservación.

También es necesario prestar especial atención a menores de edad y personas mayores, vigilando su grado de hidratación, y en caso de necesidad, ponerse en contacto con el 112.