Un vecino de Monsterio dona su sangre durante la pasada colecta / ISABEL AMBRONA

El Banco de Sangre y Tejidos de Extremadura colecta casi 200 bolsas en Monesterio

Se trata de una cifra que cumple con las previsiones

ELENA AMBRONA

La visita de los equipos móviles del Banco de Sangre y Tejidos de Extremadura (BSE) a Monesterio ha despertado una gran ola de solidaridad entre los vecinos de la zona. En total, 193 bolsas de sangre se han recolectado durante los días 22 y 23 de septiembre, en los que una unidad móvil se instaló en la Sala de Conferencias de la Casa de la Cultura.

Se trata de una cifra que cumple con las previsiones del BSE, que esperaba unas 200 donaciones. El primero de los días fue el que más bolsas dejó, con 104 donaciones, mientras que el segundo se sumaron 79. Según los datos facilitados, solamente 7 personas no pudieron completar su donación por patologías que contraindican la extracción de sangre, 5 el primer día y 2 el segundo.

Se estima que la próxima visita de los equipos del BSE se produzca dentro de cuatro meses, como viene siendo habitual. La Hermandad de Donantes de Sangre de Monesterio se ha mostrado satisfecha con la respuesta ciudadana. «Monesterio siempre responde y es ejemplo», ha ensalzado Lola Núñez, miembro de la Hermandad. Por su parte, anima a los más jóvenes a acudir a próximos llamamientos «para rejuvenecer a los donantes locales».

Puede donar sangre cualquier persona sana, de entre 18 y 65 años de edad, que se encuentre bien de salud y pese un mínimo de 50 kilos, si bien hay situaciones que contraindican la donación, ya sea porque podrían causar un perjuicio al donante, como es el caso de personas con anemia, embarazadas, mujeres que estén lactando, etcétera, bien porque podrían suponer un riesgo para el receptor al existir antecedentes de hepatitis o SIDA, pertenencia a grupos de riesgo para este tipo de enfermedades, toma de determinados fármacos, etcétera.