Tarde de merienda y de humor para nuestros mayores.

Nuestros mayores con sus hijos. (L. Vargas)

A la vuelta de la esquina están las Navidades que se adelantan en los pisos tutelados y centro de día de Monesterio.

Por ello, la tarde del martes, ha sido una tarde muy entrañable para los abuelos, ya que como es tradicional se les ha preparado una merienda muy especial acompañados de sus familias, para que se sientan en un ambiente lo más agradable posible.

Los trabajadores del centro, han conseguido crear un ambiente realmente acogedor, ya que durante toda la tarde han realizado distintas actividades, haciendo que nuestros abuelos sientan el espíritu de la Navidad. Han merendado todos juntos compartiendo con sus hijos, nietos o sobrinos una tarde llena de emociones, en la que han recitado poemas, han contado algún que otro chiste y como no, han cantado villancicos.

El plato fuerte lo ha puesto el grupo de teatro local Candilejas, donde algunos de sus componentes han representando dos sainetes muy graciosos basados en la vida misma de dos matrimonio, para los que seguro que alguno de nuestros mayores han mirado atrás y se han sentido identificados.