Decepcionante jornada a excepción de los cadetes.

Crónica de todas las categorías de fútbol del C.P. Monesterio

Once titular de los juveniles frente al Ribereña. (J. CARLOS CABA)
FÚTBOL

Este fin de semana tanto los infantiles como los cadetes se han enfrentado a los equipos de la E.M.F. Azuaga. El resultado final fue muy diferente, ya que los cadetes consiguieron la victoria y los infantiles no.

El partido de los infantiles era muy importante, ya que era un equipo que se encontraba en las posiciones cercanas a ellos, el C.P.Azuaga llegaba 7º con 4 ptos y el C.P. Monesterio 9º con 3 ptos. Ya en el partido hubo un dominador claro, el Azuaga fue bastante superior y podría haber ganado sin la ayuda del árbitro, que se inventó un penalti a favor de los locales y expulsó al entrenador. La primera parte acabó con 2-0.En la segunda parte se volvió a adelantar el Azuaga (3-0) y en el último cuarto de hora el C.P. Monesterio con un gol de falta directa camufló en resultado.

Los cadetes sin embargo consiguieron la victoria. El equipo de Azuaga, era favorito, ya que era colider tras haber ganado sus tres partidos. El C.P.Monesterio que venía de perder contra Fornacense a pesar de haber un buen partido, se presentó en Azuaga con las bajas de algunos jugadores que fueron con los juveniles. A pesar de esas bajas, el Monesterio fue superior durante todo el partido, y a pesar de las numerosas ocasiones de las que dispuso tan sólo se fue ganando en la primera parte por 0-1 con un gran gol de falta directa a finales de la primera parte. La segunda parte comenzó igual, y en una jugada rara, en la un jugador del C.P.Monesterio se encontraba en el suelo, un disparo lejano de David, que también había metido el primero, acabó en gol con la colaboración del portero. A falta de 20 minutos, el Monesterio cerró el encuentro con un cabezazo involuntario de Abdelgafour que se coló por las piernas del portero.

Los juveniles se enfrentaban al  S.P. Ribereña. Los juveniles que estaban plagados de bajas tuvieron que tirar de cadetes y se presentaron en Ribera con 14 jugadores. Fue un partido raro, ya que no se presentó el árbitro, y tuvo que arbitrar un colegiado de allí. El partido empezó muy de cara para los juveniles ya a los 15 minutos aproximadamente Muñoz adelantó a los visitantes. A falta de 10 minutos el Ribereña consiguió empatar el partido y así se fue al descanso el partido. En la segunda parte el Monesterió perdonó y lo pagó caro, ya que a mediado de la segunda parte el colegiado se inventó un penalti y el S.P. Ribereña consiguió adelantarse en el marcador. En los minutos finales, el Ribereña consiguió un tanto que no debería de haber subido al marcador, ya que estaba en fuera de juego claro, y que hizo que el partido acabase finalmente 3-1.

El equipo grande del C.P. Monesterio tampoco ha consiguido la victoria y se coloca en puestos cercanos al descenso tras perder contra el U.D. San Francisco, colista del grupo. El C.P. Monesterio consiguió adelantarse con un gol de Abel a los 20 minutos aproximadamente. Al Monesterio no le duró mucho la alegría ya que a los 5 minutos del gol, el U.D.San Francisco empató el partido en una jugada a balón parado. El Monesterio dominaba y tenía ocasiones, pero no era capaz de materiarizarlas. En la última jugada de la primera parte, otra vez a balón parado, el San Francisco se adelantó y con el gol acabó la primera parte. En la segunda parte el C.P. Monesterio realizó un doble cambio pero no sirvió de nada. Cuando mejor estaban locales, un disparo desde fuera del área del San Francisco, puso el 1-3 en el marcador. Los jugadores locales que aún creían en la victoria o al menos en el empate se vinieron arriba pero en los últimos instantes del partido, el U.D. San Francisco consiguió el cuarto gol.